De tapas por Burgos

La primera vez que visitamos Burgos fue de casualidad, decidimos pasar la noche después de visitar algunos rincones de la provincia que os contaremos en próximas entradas.

Llegamos un sábado al atardecer y nos sorprendió tanto la ciudad, su luz, su ambiente, la iluminación de sus calles, la Catedral, la tranquilidad que se respiraba,la amabilidad de sus gentes,este último, es un factor importante para que te encante una ciudad. Con todos estos alicientes decidimos volver un fin de semana para descubrir y disfrutar de sus rincones.

Teníamos que buscar a “Miguelon”, al Papamoscas, al Cid, pasear por el centro histórico, subir al castillo y contemplar la ciudad desde su mirador, visitar el CAB y salir a su terraza panorámica, disfrutar de un agradable paseo por la ribera del Arlanzón sin prisas, pasar frio 😉 y como no, degustar su gastronomía, por algo fue Capital Gastronómica!!

de tapas por burgos

La variedad gastronómica de Burgos nos permitió disfrutar tanto de la comida castellana más tradicional como de la cocina de vanguardia.

El ambiente en la calle da indicios de que una buena opción puede ser ir de pinchos, aunque en Burgos las tapas no están incluidas con la bebida, no es una opción excesivamente cara.

Dejando de lado las recomendaciones, rutas de pinchos y caminos preestablecidos, nos decidimos a investigar y nos damos cuenta que hay varias zonas de tapeo y nos preguntamos ¿Por dónde empezamos?

casa-minuto-tapas-de-burgos

El inicio de nuestro viaje gastronómico es enfrente de la catedral, donde nos encontramos con Casa Minuto, es una tasca de decoración  moderna, luminosa, que llama la atención y nos obliga a hacer una parada. Ofrece una gran variedad de productos tradicionales y de calidad, desde embutidos, quesos, pinchos y raciones originales, latillas y vinagrillos.

Aunque siempre está llena y es complicado sentarse, no es muy difícil hacerte un hueco para disfrutar de su tosta de sardina ahumada con guacamole, excepcional, y una tosta de salmón con mango y ceviche de gambas, bacalao y cebolla morada, una explosiva mezcla de sabores para el paladar.

Seguimos callejeando y llegamos a la Plaza Mayor, no es la típica Plaza Mayor de cualquier ciudad, es una plaza irregular formada por coloridos edificios cuyos pórticos aún conservan la esencia de los negocios tradicionales.

La calle San Lorenzo es una estrecha calle que sale de la Plaza Mayor repleta de bares, una de las calles que no te puedes perder si decides tapear. Nos adentramos en ella y nuestra primera parada es en La quinta del Monje, al entrar te encuentras una barra repleta de deliciosas miniaturas gastronómicas, entonces llega el momento y no sabes que pedir, después de un vistazo rápido nos decidimos por una tapa de morcilla de Burgos con queso de cabra y picadillo con huevo de codorniz. Ya acomodados en la barra, cogimos la carta y continuamos con unas patatas bravas, presentadas de una forma un tanto particular y una deconstrucción de huevo trufado con foie y boletus.

la-quinta-del-monje-de-tapas-por-burgos
La quinta del monje

Continuamos por la misma calle y nos llama la atención un pequeño bar decorado con unas lámparas originales, La Lorencita, sus pinchos han ganado en varias ocasiones el 1er premio de tapas de San Pedro. Nos decidimos probar dos de sus pinchos más premiados ventresca de bacalao confitada en aceite de oliva con boletus y aceite de avellana, y Foie a la plancha con compota de albaricoque y vainilla con cremoso y tierra de morcilla. Nos sorprendió que eran tapas de diseño, elaboradas al instante y que estaban deliciosas! En especial si os gustan los contrastes de sabores os recomendamos el segundo pincho, para nosotros el favorito de Burgos.

La-lorencita-de-tapas-por-burgos
La lorencita

Si aún te has quedado con hambre, en la misma calle nos encontramos con Hammbur, es un local moderno y popular donde comes en mesas altas, hamburguesas caseras de calidad con nombres originales. Tienen distintos tipos de carnes desde vacuno,potro, black angus, wagyu, pollo, cerdo…. incluso tiene una opción vegetariana.

El domingo por la mañana hacia un día estupendo, uno de esos días soleados atípicos de noviembre, ¿dónde esta el frío?, y se planteaba intenso, la intención era la visita al Museo de la Evolucion Humana y por la tarde regresar a casa :(, la mejor manera de empezar el día era con un energético desayuno en Viva la Pepa! Donde puedes desayunar cafés con distintos tipos de leches, tostas de pan con aceite y tomate, bocaditos salados, tortillas… pero la mejor forma de coger energía en este establecimiento es con la alegría que transmite su personal.

El día invitaba a disfrutar del ambiente callejero, en esta ocasión estuvimos comiendo por por la calle Avellanos y la Plaza La Flora.

Al entrar en la plaza nos encontramos con Puchero Canalla, es uno de los locales de moda, tiene una amplia terraza con buen ambiente, el local no es muy grande y tanto la terraza como el interior estaban muy concurridos. La decoración esta muy cuidada, es un local moderno de madera con bonitos detalles.

En este caso, tenemos que decir que inicialmente la atención por parte del staff no fue tan buena como hubiéramos deseado, después de esperar treinta minutos reclamamos la comanda de tapas y nos damos cuenta de que hay una mala organización, se había extraviado!! a pesar del error cometido, saben reaccionar y en cinco minutos tenemos las tapas en la mesa, se agradece. Decir que la comida estaba bien elaborada y muy rica, pedimos para compartir ceviche de langostinos y bacalao, falso risotto de pasta con cocochas en salsa verde.

puchero-canalla-de-tapas-por-burgos
Puchero Canalla-ceviche de langostinos y bacalao

Seguimos caminando y el siguiente GastroBar que entramos fué La boca del Lobo donde puedes pedir platos (raciones para compartir) o platillos (tapas individuales), es un local no muy grande con una decoración original mesas altas, macetas con arboles, la cocina esta abierta y puedes ver que se esta cocinando. La carta que ofrecen es amplia y la presentación original, al final nos decidimos por unos espaguetis negros con alioli servidos en un bol de cartón y tacos de pollo, pequeños pero muy sabrosos.

boca-del-lobo-de-tapas-por-burgos
Boca del lobo

Después de este recorrido no cabe duda de que nos encanta disfrutar de la gastronomía de los lugares que visitamos, en Burgos una visita obligada es Cobo Vintage, te apuntas a una #experienciavintage, la nuestra os la contamos aquí ;).

Después de un gran fin de semana, nos vamos de Burgos con “un buen sabor de boca” y la sensación de “tenemos que volver” porque aún nos queda mucho por descubrir.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

2 comentarios sobre “De tapas por Burgos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s